Entrenamiento en habilidades funcionales y para la vida diaria para generar hábitos adecuados centrado en las posibilidades de la persona y su entorno social.

A través de un programa individual se desarrollan aspectos propios de la autonomía e independencia: aseo e higiene, vestido y calzado, imagen personal, alimentación, autonomía personal y social en su hogar y en su entorno.